Tiro en movimiento

Tiro movimiento

Durante mi tiempo como alumno y como instructor en cursos de tiro defensivo he escuchado de muchos instructores igual número de teorías y consejos sobre la forma más adecuada de sobrevivir a un enfrentamiento, específicamente un enfrentamiento sorpresivo en la calle, esos a los que están sujetos nuestros policías y ciudadanos legalmente armados y que bien pueden caer en el concepto de emboscada o de incidente crítico dinámico si lo consideramos como una situación sorpresiva, caótica y que pone en riesgo la vida, para lo cual la única respuesta que

puede resolver el problema es el empleo del arma de fuego (Pincus 2010). Esta definición ampara las situaciones en las que la persona que se defiende es tomada por sorpresa, de tal manera que se activan las respuestas de protección y defensa naturales del cuerpo humano para después dar paso a las respuestas aprendidas en el entrenamiento defensivo. Esta definición y el espectro de situaciones que abarcaremos en este escrito no comprenden el empleo de armas de fuego en situaciones donde el tirador tiene la iniciativa, un plan de acción y es quien inicia la operación, como sería el caso de una intervención a casa habitación, la liberación de un secuestrado o la ejecución de una orden de aprehensión, sino los momentos en los que el tirador está pensando en cosas completamente distintas al enfrentamiento (el 95% del día) y en un instante se ve en medio de un ataque tal que la única respuesta eficiente y efectiva sea el empleo del arma de fuego además de que es una situación en la que el tirador está solo y carece del apoyo de compañeros. 

Comencemos delineando los conceptos que usaremos para fundamentar este escrito.

Movimiento eficiente de combate: Cualquier movimiento que reduce significativamente la capacidad del oponente para causar daño. (Pincus 2010)

Disparo efectivo de combate: Cualquier disparo que reduce significativamente la capacidad del oponente para causar daño. (Pincus 2010)

Zona efectiva de combate: Cualquier área que al ser impactada reduce significativamente la capacidad del oponente para causar daño. (Pincus 2010)

Nivel de desviación: Diferencia que existe entre el lugar al que el tirador quiso que fuera su ojiva y el lugar entre el que realmente impacto (Pincus 2010). Es el tirador quien introduce el nivel de desviación a través de factores como la presión del dedo en el disparador, mal empuñe, temblores, y otros factores más que afectan la estabilidad del arma y de la plataforma de tiro.

Efectividad y precisión: La efectividad se refiere a que la ojiva impacte en el área en la que el tirador quería que impactara, mientras que la precisión se refiere a que tan cerca impacta una ojiva de la otra (Cunningham 2011). En la siguiente figura, si para efectos de esta explicación tomamos en cuenta que el área efectiva de combate es círculo al centro del blanco, el blanco de lado derecho muestra disparos efectivos, mientras que el blanco de la izquierda muestra impactos precisos.

Uno de los factores más evidentes de los ejercicios de balance entre precisión y velocidad tiene que ver con qué tan rápido puede disparar una persona sin perder efectividad, es decir, se le asigna un área efectiva de combate que tiene una determinada superficie a la que debe dispararle a una determinada distancia. El tirador debe desarrollar toda la velocidad posible sin que sus disparos salgan del área efectiva de combate que para fines de instrucción se le ha asignado. Es importante recalcar que en estos ejercicios no se busca que el tirador sea lo más preciso posible, sino que sea lo mas efectivo que pueda, tomando en cuenta que una zona efectiva de combate de gran tamaño y/o muy cercana le proporciona espacio para generar mucha velocidad y le permite introducir una gran cantidad de desviación, mientras que un blanco pequeño y/o muy lejano, pare ser impactado efectivamente, el nivel de desviación que soporta es muy pequeño y deben cuidarse más los fundamentos de tiro, lo que hará que se requiera más tiempo para ser impactado de forma efectiva.


¿Cuál de los tres blancos se disparo más rápido y cuál es el mejor impactado si consideramos que el área efectiva de combate es el cuadro del centro de la silueta?


El blanco de la izquierda tiene un buena balance entre precisión y velocidad con un nivel adecuado de desviación, este fue impactado lo más rapido posible sin perder efectividad. El blanco del centro requirió de mucho tiempo para ser impactado pues los disparos son muy precisos. Se desaprovechó completamente el area efectiva efectiva de combate que representa y no se aprovecho completamente la desviacion que soportaba esta area, por lo que se pierde velocidad en los disparos. El blanco de la derecha fue impactado con una velocidad que el operador no esta capacitado para controlar, lo que introduce una desviación mucho mayor a la que soporta el area efectiva de combate, por lo que los disparos, a pesar de haber sido rápidos, no tienen efectividad de combate

Todas las áreas efectivas de combate, tomando en cuenta su tamaño y la distancia a la que se les dispara soportan distintos niveles de desviación, que debe ser considerado por el tirador tomando en cuenta sus habilidades, experiencia y capacidades para usar un arma de fuego y dispararla adecuadamente a distintas velocidades. En otras palabras, disparar lo más rápido posible no es sinónimo de efectividad, mientras que ser lo más preciso que se puede tampoco es sinónimo de eficiencia. Se debe disparar lo más rápido que se pueda siempre y cuando se impacte efectivamente,

 ¿Por qué todos hablan de tiro en movimiento?

Porque las ojivas viajan en línea recta y hasta ahora, la mejor forma de no ser impactado implica moverse hacia los lados, ya que hacerlo hacia el frente o hacia atrás no resuelve en nada la problemática de ser impactado por la ojiva de quien nos ataca. De esta manera, con el fin de maximizar la probabilidad de sobrevivencia a un enfrentamiento o un incidente crítico dinámico (la definición está en el primer párrafo de este escrito), muchos instructores han comenzado a modificar la forma en la que entrenan a sus estudiantes para integrar en ellos la respuesta automatizada del movimiento hacia los costados en vez de solo reducir silueta quedándose en el mismo lugar. La lógica de esto es que la reducir silueta sin desplazarte solo eliminas un porcentaje de que esa ojiva te impacte, mientras que la desplazarte y salirte de la trayectoria de las ojivas reduce todavía mas esa posibilidad.

Uno de los factores que alteran la estabilidad de la plataforma de tiro, entendida como la sección del cuerpo que controla y dirección a la pistola (McNamara 2008), es el movimiento: mientras más rápido sea éste, se aumenta la inestabilidad de la plataforma de tiro y por lo tanto se introduce un nivel de desviación más alto que se ve reflejado en la forma en la que se impacta el blanco. Esto significa en términos prácticos que las posibilidades de generar disparos efectivos de combate se reducen de forma inversamente proporcional a la velocidad del desplazamiento que se realiza cuando se dispara a quien nos ataca. Esta conclusión también revela que por el contrario, al esforzarse para generar disparos efectivos de combate mientras se efectúa un desplazamiento, la velocidad de este movimiento no puede ser tan rápida que llegue a impedir que se realicen disparos efectivos de combate debido al nivel de desviación que se introduce a través del desplazamiento.

Esto implica que si al desplazarnos rápido estamos disparando, salimos adecuadamente de las trayectorias de las ojivas del atacante, pero el nivel de desviación que introducimos al disparar puede ser tan alto que muy probablemente no impactemos a quien nos ataca. Por el contrario, si deseamos realizar disparos efectivos de combate mientras nos desplazamos, para lograr este objetivo es probable que debamos reducir y controlar la velocidad del desplazamiento, a tal grado que puede que este desplazamiento no sea suficiente para salir adecuadamente de la trayectoria de las ojivas del atacante.

¿Qué solución debemos darle los instructores y los tiradores a estas conclusiones?

En mis años recibiendo instrucción de tiro e impartiéndola, siempre he escuchado absolutismos como “siempre” y “nunca”. La solución es atacar de manera inteligente este problema durante los entrenamientos y las prácticas enseñándole al alumno a identificar adecuadamente las ocasiones en las que es necesario que desarrolle mucha velocidad en un desplazamiento para salir de la trayectoria de las ojivas y cuando puede disparar mientras se desplaza. Ambas opciones son posibles, pero los instructores debemos tener mucho cuidado de no dejarnos guiar por absolutismos que en la práctica, limitan en rango de acciones que un tirador puede generar en un enfrentamiento.

A veces disparar en movimiento te puede meter en más problemas que echarte a correr tan rápido como puedas para buscar cobertura y disparar desde ahí, mientras que en otras situaciones, el escenario te puede permitir disparar en movimiento, a veces, ésta es la única opción disponible. Todo tiene que ver con el contexto y las capacidades reales que tiene el tirador en ese momento.

Tomando en cuenta el tamaño del atacante y la distancia a la que ataca es la forma en la que se puede tomar esa decisión, que al final de cuentas, corresponde tomar a la persona que está en medio del enfrentamiento. La obligación de los instructores está en enseñar esas habilidades para que el tirador pueda tomar la mejor decisión en un ambiente caótico y ser eficiente en un combate que difícilmente podemos replicar en un campo de tiro. Lo que sí podemos hacer en un campo de tiro es practicar ambas habilidades, realizando ejercicios que estresen la capacidad de salir rápido de una línea de fuego y disparar después, y ejercicios de tiro mientras se realiza un desplazamiento.

Bibliografía

Cunningham, Grant. «New concepts of precision in defensive shooting.» Personal Defense Network. Junio de 2011. http://www.personaldefensenetwork.com/article/new-concepts-of-precision-in-defensive-shooting/ (último acceso: 5 de Septiembre de 2015).

McNamara, Patrick. T.A.P.S. Tactical aplication of practical shooting. 2a edición. Bloomington, Indiana: iUniverse, 2008.

Pincus, Rob. Combat Focus Shooting: 2010 Evolution. The Science of Intuitive Shooting Skill Development. Virginia Beach, Virginia: I.C.E. LLC Publishing Company, 2010.

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates